Nation & World

Biden suaviza sanciones a Maduro, saca a su sobrino de la lista negra del Tesoro

May 17—WASHINGTON — La administración de Biden anunció el martes el alivio de las sanciones impuestas contra el régimen de Nicolás Maduro a cambio de un compromiso de Caracas de participar en el proceso de diálogo en México con la oposición venezolana , dijeron a McClatchy y al Miami Herald personas familiarizadas con la situación.

El anuncio pone en pausa la campaña de máxima presión que había adoptado la administración del ex presidente Donald Trump para tratar de forzar a Maduro a salir del poder.

Las medidas incluyen la posibilidad de que la estadounidense Chevron negocie con la estatal PDVSA una reactivación de sus operaciones. También involucra el retiro del sobrino de Maduro, Carlos Erik Malpica Flores, de la lista negra del Departamento del Tesoro, reportó la agencia AP.

El sobrino, Malpica Flores, un ex alto funcionario de PDVSA, es acusado por la justicia estadounidense de recibir sobornos del empresario colombiano Alex Saab, a cambio de lucrativos contratos gubernamentales.

Maduro había suspendido el proceso de diálogo con la oposición venezolana el otoño pasado, casi colapsando el frágil esfuerzo diplomático. Observadores advierten que un levantamiento de las sanciones erosionaría aún más la posición del líder democrático del país, Juan Guaidó, cuyo movimiento se tambaleó durante el último año.

Estados Unidos y casi otras 60 naciones reconocen a Guaidó como el legítimo presidente interino de Venezuela y acusan a Maduro de liderar el colapso económico de Venezuela en los últimos nueve años. La administración Trump impuso severas sanciones a Caracas e incluso consideró usar la fuerza para derrocar a Maduro en el 2019.

Las medidas a ser anunciada le otorgaría a la estadounidense Chevron una licencia que le permitiría negociar con el régimen la reactivación de sus operaciones en Venezuela, dijeron las fuentes.

"Es una licencia limitada que autoriza a Chevron a negociar los términos de sus posibles actividades futuras en Venezuela, pero todo depende de que el régimen de Maduro tome medidas que sean positivas", dijo el funcionario. "Se necesitaría más autorización para que Chevron celebre cualquier tipo de acuerdo".

"Queremos ser muy claros en este punto", agregó el funcionario. "Se mantendrán las sanciones al régimen de Maduro. No estamos haciendo esto para revertir la campaña de máxima presión de Trump. Nuestra política, en general, no ha cambiado".

El presidente Joe Biden había continuado con la campaña de máxima presión desde que asumió el cargo. Pero la invasión rusa de Ucrania en febrero creó una oportunidad para que la administración se comprometiera directamente con Caracas.

La Casa Blanca esperaba dividir la alianza de Maduro con Moscú y simultáneamente abrirle las puertas al mercado estadounidense al petróleo venezolano, en un intento por cubrir el déficit creado por la decisión de Washington de detener las importaciones de crudo ruso en represalia de la invasión de Ucrania.

Un alto funcionario de la administración dijo que la medida a ser anunciada fue tomada en conocimiento de la oposición venezolana.

"Es muy importante recalcar que esto se hizo en coordinación con el presidente interino, Juan Guaidó, para avanzar en las conversaciones", dijo el funcionario. "Esto es algo que pensaron que sería útil para que las conversaciones avanzaran".

A principios de marzo, un funcionario de la Casa Blanca encabezó una delegación estadounidense para reunirse con el gobierno de Maduro, principalmente para negociar la liberación de dos detenidos estadounidenses. Pero en ese momento, los funcionarios reconocieron que el petróleo fue otro tema de discusión en la reunión.

Los funcionarios no detallaron con precisión qué sanciones se estaban eliminando, solo afirmaron que el alivio sería "limitado". El alivio adicional de las sanciones estaría vinculado al progreso en las conversaciones en la Ciudad de México, dijo un funcionario familiarizado con el asunto.

La noticia del alivio de las sanciones llega solo tres semanas antes de que Estados Unidos organice la Cumbre de las Américas por primera vez desde la cumbre inaugural en 1994. Varios líderes de la región están alentando a la administración a invitar a un representante del gobierno de Maduro a participar.

Mientras tanto, hay pocos indicios de que Caracas se alejará de Rusia cuando se comprometa con Estados Unidos. Maduro anunció el lunes que su embajador en Moscú, Carlos Faría, se convertiría en el nuevo canciller de Venezuela.

Las propuestas anteriores para desmantelar las sanciones estadounidenses fueron calificadas de "ilusas" por miembros de la oposición, quienes afirman que solo serviría para fortalecer el control político de Maduro dentro del país sudamericano y desmantelar la poca influencia que tendría la oposición en la mesa de negociaciones en México.

Ambas partes han sostenido una serie de conversaciones a lo largo de los años para tratar de resolver la persistente crisis política del país, pero todas fracasaron ante la poca disposición del régimen de Caracas de hacer concesiones de substancia, optando por usar el diálogo como y válvula de escape y un instrumento para ganar tiempo.

Esta historia fue publicada originalmente el 17 de mayo de 2022 1:48 pm.

___ (c)2022 El Nuevo Herald (Miami) Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

This story was originally published May 18, 2022 4:27 AM.

This text must be displayed instead the one on the feature file
#ReadLocal

testing that in CTA section param info supersedes the configuration in the feature file

subscribe test!
Copyright Commenting Policy Privacy Policy Terms of Service